(𝟒-𝟑) 𝐔𝐧 𝐠𝐨𝐥 𝐞𝐧 𝐩𝐫𝐨𝐩𝐢𝐚 𝐩𝐮𝐞𝐫𝐭𝐚 𝐚 𝐟𝐚𝐥𝐭𝐚 𝐝𝐞 𝟏𝟏” 𝐝𝐞𝐣𝐚 𝐚𝐥 𝐂𝐚𝐦𝐨𝐞


El CD Camoens se ha vuelto con las manos vacías de El Ejido, en un partido donde el fútbol le mostró su cara más amarga y le sobraron exactamente once segundos.


El primer desplazamiento de la temporada para nuestras chicas no era ni mucho menos a una pista sencilla. En tierras almerienses esperaba un Ejido FSF con un equipo muy prometedor esta temporada. Nuestras chicas tenían ganas de resarcirse tras el varapalo del debut cayendo en casa por 2-4.


Para este primer partido a domicilio Rachid Ahmed jugó de inicio con Rachel en la portería, Fati, Tammy, Maura y Raquel Atencia.


El partido se le iba a poner muy de cara para las chicas de Rachid, marcando prácticamente en la primera jugada del partido por mediación de Tammy, que abría el marcador para las ceutíes con un gol tras definir con un zapatazo desde fuera de área tras un robo de balón en media pista. El gol tempranero de las cballas las hizo entrar muy rápido en el partido y Yasmina perdonaba el 0-2 en un mano a mano con la portera Romera, que dfinía fuera del arco.


Las ejidenses pondrían tablas en el marcador por mediación de Sandra, que transformaba un penalti decretado por el colegiado andaluz en el 10’ tras señalar mano de Fati dentro del área. Rachel adivinó el la zona del golpeo pero no pudo evitar el gol.


Con el empate las locales dieron un paso adelante hasta consumar la remontada en el 20’, justo antes d descanso con una jugada de pared que transformaba Nieves.


Con el mazazo de 2-1 al borde del descanso, las almerienses iban a aprovechar este gol psicológico para hacer el tercero a poco de iniciarse el segundo periodo. En el 23’, un disparo lejano se envenenaba tras tocar Atencia y acababa en gol para el Ejido FSF, que anotaban el 3-1.


No obstante nuestras guerreras siguieron batallando durante la segunda mitad en busca del empate, y el premio llegaba conforme maduraba el partido. Yasmina en el 30’ hacía el 3-2 y recortaba distancias para después, Atencia en el 38’ poner tablas en el marcador en un duelo muy igualado y muy emocionante de cara al espectador. Sin embargo, en el 40’ y a falta de escasos segundos para la conclusión la suerte le daba la espalda al conjunto caballa con un gol en propia puerta calcado al 1-3. Un disparo lejano a la desesperada de las andaluzas rebotaba en Rocio, que en su intento de despeje el balón hacía una parábola extraña y se introducía dentro de la portería defendida por Laura en el segundo periodo.


Muy mala suerte para un Camoens que mereció más en un partido donde el fútbol fue muy injusto con las nuestras. La próxima semana recibirán al Cádiz en la pista del Guillermo Molina (17:00 horas).